Temporada 5Blog

KM 30: Del odio al perdón.

By 18 de julio de 2023No Comments

TEMPORADA CINCOKM 30.

Un puente del odio al perdón.

Con el KM30 alcanzamos una nueva meta, ¡el cierre del antepenúltimo tramo de este proyecto maratónico!

El relato de hoy se inicia con un recuerdo de infancia, el día en el que mi hermana y yo peleamos por ocupar el asiento del copiloto. Aquel conflicto alcanzó su momento álgido cuando pronuncié una palabra peligrosa que se vio combatida por el agua. Si ya escuchaste el episodio, sabes de lo que te hablo.

Sabes también que el KM30 es el episodio en el que viajamos a través de un hilo hasta China para conocer el proyecto de Trasvase de Agua Sur-Norte, para después dar un salto atrás en el tiempo y llegar a las Haciendas de Yucatán para descubrir un movimiento capaz de alcanzar la reconciliación entre personas aparentemente distintas: la amistad.

La participación es activa. Que escuches y que ates los cabos será necesario para que le encuentres mayor sentido a los relatos que te he contado en el tramo del KM25 – al KM 30.

¡Disfruta de hilar, viajera o viajero! Los relatos nos transforman y el lenguaje crea realidades. Adéntrate en este viaje que traigo a cuento para poner el foco en el odio y el perdón, en la sequía y la importancia del agua que cura, que limpia, que renueva, que refresca.

Gracias por llegar hasta aquí, este espacio que complementa lo que has escuchado en el podcast. Si aún no lo has hecho, ponle voz a la narración. ¡Dale vuelo a esa imaginación!

1º Encuentro

El proyecto de Trasvase Sur-Norte de China.

¡Quería cerrar la temporada con esta obra de ingeniería! Lo supe desde que descubrí que este proyecto aún es una obra en proceso. Pensé que sería una buena manera de decirte que nosotros -las personas- somos una constante obra en construcción.

¡Sigue leyendo! Te diré qué otras razones me movieron a elegir esta obra para cerrar la temporada.

Latitudes KM30-Trasvase Agua Sur-Norte 1

En la fotografía, el proyecto de Trasvase de Agua Sur-Norte en China. La estructura de hormigón que se aprecia es la Presa de las Tres Gargantas.
Fuente de la foto: Internet.

  • Empecemos por su función. Se está construyendo para abrirle camino al agua. A diferencia de los otros puentes de la temporada cuya funcionalidad es transportar a las personas, este proyecto sirve para un recurso necesario para la vida en el planeta.
  • El Proyecto de Trasvase puede servir de referencia para identificar qué se está haciendo en otros lugares del mundo para combatir la sequía. Ese problema que estamos sintiendo a nivel mundial por el abuso de los recursos naturales y los constantes desequilibrios del cambio climático.
  • ¡Es un proyecto a largo plazo, kilométrico, que atravesará carreteras, autovías, puentes, e incluso otras obras de ingeniería colosales como las mismísima Presa de las Tres Gargantas! (otra de las obras de ingeniería más grandes de China).
  • El proyecto que ya está trasvasando agua de un lugar a otro, ha reportado beneficios pero también perdidas. Representa oportunidades pero también amenazas, como por ejemplo, que el Trasvase se convierta en un objetivo de blanco de guerra, justo como ha pasado recientemente con una presa de Ucrania como resultado de la guerra.
  • Como todas las obras de ingeniería de las que te he hablado en la Temporada 5, el proyecto de Trasvase está siendo ejecutado por personas que se mueven entre emociones, como tú y como yo, ¡y por eso justamente hay que entender que las emociones destructivas no se conquistan! Siempre seremos susceptibles al ataque y siempre tendremos la oportunidad de construir un puente que nos lleve hacia el lado constructivo.
Latitudes KM30-Trasvase Agua Sur-Norte 2

En la fotografía, un tramo del canal del proyecto de Trasvase de Agua Sur Norte.
Fuente: Internet Geography.

¿Quieres descubrir más?
Aquí algunas fuentes que sirvieron de referencia.

Wikipedia: Proyecto Sur-Norte China.
En el inicio de esta sección te hablo de que la primera vez que supe del proyecto fue en un documental. No volví a encontrarlo más. Sin embargo, te dejo la referencia de Wikipedia que me sirvió de guía y argumento para lo que ya había escuchado en aquel documental.

Lo que Forbes dice sobre el proyecto
Como puedes ver, viajera o viajero, para escribir los guiones que sostienen cada relato, investigo, leo, exploro. Luego selecciono y focalizo energía en hacer una síntesis que mantenga tu atención. Los detalles, te los dejo aquí para servir a tu curiosidad.

2º Encuentro.

«Canek» de Ermilo Abreu Gómez.

Leí «Canek» por primera vez en 2010. Lo descubrí mediante un newsletter que recibía del proyecto Letranías de Addy. ¡Los fragmentos me parecieron de una enorme sensibilidad!

Para el KM30 traigo este relato de amistad entre un indio maya y un niño mestizo para hablar de la importancia de la reconciliación y para reflexionar sobre aquellos odios que heredamos de una generación a otra.

Lo que narro en el podcast está centrado en esta historia de ficción y en uno de sus capítulos llamado “La doctrina”. La siguiente selección de fragmentos, también los he tomado de ahí. Espero que los disfrutes.

Fragmento del libro «Canek»

5|
Canek dijo:
Si te fijas puedes conocer la naturaleza y la intención de los caminantes. El blanco parece que marcha; el indio parece que duerme. El blanco husmea; el indio respira. El blanco avanza; el indio se aleja. El blanco quiere poder; el indio, descanso. 

Latitudes-KM30- Haciendas Yucatán 2

En la fotografía, en el primer plano una planta de henequén, se puede ver la vía de un truck a la derecha que servía para transportar la fibra.
Tomamos la fotografía de Canva.

6|
Canek dijo:
El futuro de estas tierras depende de la unión de aquello que está dormido en nuestras manos y de aquello que está despierto en ellos. Mira a ese niño: tiene sangre india y cara española. Míralo bien: fíjate que habla maya y escribe castellano. No es ni de la tierra ni del viento. En él, la razón y el sentimiento se trenzan. No es de abajo ni de arriba. Está donde debe estar. Es como el eco que funde con nuevo nombre, en la altura del espíritu, las voces que se dicen y las voces que se callan.

Latitudes-KM30- Haciendas Yucatán

En la fotografía, uno de los pasillos de la hacienda Xcanatún a las afueras de Mérida, Yucatán.
Fuente: Canva.

24|
Canek dijo:
Hace años leí libros donde se contaba la historia de estas tierras. Los leí con placer y me entretuve en el conocimiento de los sucesos antiguos y en el razonar de las gentes que fueron. Una vez mi padrino me dijo: Los libros que lees fueron escritos por los hombres que ganaron estos lugares. Mira con cuidado las razones puestas en sus páginas, porque si te entregas desprevenido, no entenderás la verdad de la tierra sino la verdad de los hombres. Léelos, sin embargo, para que aprendas a odiar la mentira que se dice dentro de los pensamientos filosóficos y dentro de la oración de los devotos. 

Y así aprendí– concluyó Canek- a leer, no la letra, sino el espíritu de la letra de todas esas historias.

¿Quieres descubrir más?

Libro: Canek de Ermilo Abreu Gómez.
Todos las personas, alguna vez, deberíamos leer Canek. Si somos de Yucatán, aún más. Es una manera de comprender nuestra historia, tradición y cultura.

3º Encuentro.

La hamaca en Yucatán.

El KM 30 cierra con la hamaca. Con ese “puente” para el descanso y para el sueño que es un símbolo de identidad cultural en Yucatán. El relato del tercer encuentro resume bien toda la temporada.

En los siguientes párrafos, te dejo la transcripción, por si quieres leerla con calma y tranquilidad.

Si te apetece ponerle voz a la narrativa, ve al podcast, avanza hasta el final del relato y escucha cómo suena.

Fragmento KM30.

En Yucatán, el clima está que arde. De sol a sol, el astro rey raja las piedras. En la modernidad actual, el aire acondicionado provee pequeños refugios a las pobres almas víctimas del cambio climático y por consiguiente, a la desgracia de los extremos. 

En la periferia, sin embargo, el lujo del aire acondicionado se ve reemplazado por hilos, por un artefacto que se urde, una red que se tiende para el descanso y la renovación: La hamaca.

Latitudes-KM30- Casa Maya

En la fotografía, una casa maya con la arquitectura típica de la región. En su interior, las hamacas se tienden y destienden según la hora del día.
Fuente: Canva.

Como todas las obras de ingeniería que te he traído a cuento en esta temporada, la hamaca se sostiene de dos extremos que se contraponen: dos troncos, dos pilares, dos paredes. Dos. Siempre dos lados que se hacen frente, que mantienen una relación, sin relación no hay voluntad, y sin voluntad no se pueden abrir caminos.

Como todas las estructuras por las que hemos viajado en esta temporada, la hamaca se urde para resolver más de un problema. De primeras, resuelve el problema del espacio, es un objeto que se tiende o destiende a conveniencia de la hora del día; la hamaca es una solución para regular la temperatura, para evitar que los cuerpos entren en contacto con los charcos de los comunes chaparrones de la región. La hamaca puede ser tan amplia como se necesite, atrapa en un arrullo a los más pequeños o sostiene el más íntimo encuentro. Eso hace que la hamaca sea una estructura sólida de complicidad, juego y ternura.

Latitudes-KM30-La Hamaca 1

En la fotografía, el borde de una hamaca. La fotografía es de mi amiga artista, Carolina Zozaya Villareal.

La hamaca es un objeto común. Ermilo Abreu Gómez lo dice en el libro “Cosas de mi pueblo”. En Yucatán,  La gente duerme en hamacas. Los pobres en hamaca de henequén; los ricos en hamaca de hilo. Las hamacas se cuelgan, por medio de eses, en los hamaqueros empotrados de la pared. Un viejo sentado en su hamaca y fumando un cigarrillo de hoja es la estampa viva de mi pueblo.

Latitudes-KM30-La Hamaca 2

En la fotografía, los detalles de los hilos urdidos, unidos, convertidos en red. La fotografía es de mi amiga artista, Carolina Zozaya Villareal.

Como el resto de puentes que te he mencionado en esta temporada, en Yucatán, la hamaca es un emblema de la tradición y de la historia, es parte de la identidad cultural. Un símbolo al que pertenece un poquito de cada yucateca o yucateco.

Como todas las obras de ingeniería de las que te he hablado en esta temporada, la hamaca alcanza una visión poética. Eso sin embargo, se lo otorga cada uno, con un relato propio. Yo, por ejemplo, guardo en esos hilos las canciones de mi abuela, la silueta de mi padre, las coloridas telarañas que aún sostienen una historia de amistad en los veranos, el recuerdo de un viejo de Nohuayun con el que compartí conexión, o la noche en la que me cubrió de luz una lluvia de estrellas.  

Tan cierto como que en pleno siglo XXI se siga durmiendo en hamacas en Yucatán, es el hecho de que con el sueño está ocurriendo lo mismo que está pasando con el agua: está siendo escaso. En China o en Yucatán, en el norte de Europa o en el norte de África, las preocupaciones, los estímulos continuos, las aflicciones, las heridas que permanecen abiertas, provocan que cada vez sea más difícil dormir, descansar, soñar

Latitudes-KM30-La Hamaca 3

En la fotografía, mi amiga Carolina Zozaya Villareal, quien ha colaborado con estas fotografías con el KM30.

¿El KM30 te hizo reflexionar?

¡Sigue el viaje! El proyecto no lleva un orden secuencial. Sí que hay un tema común por cada una de las temporadas pero puedes visitar los distintos kilómetros como más te apetezca. Por aquí, sin embargo, te dejamos alguna recomendación.

¿Quieres continuar reflexionando sobre el agua?
Date un salto al KM 9: Agua.

¿Te gustaron los puentes y quieres escuchar el inicio de la Temporada 5?
Date un salto al KM25.